Quienes Somos

Somos un Estudio de Interiorismo dedicado a ofrecer una propuesta de ambientación ecléctica, con énfasis en la utilización de elementos de diseño y antiguos, los que bien avenidos den por resultado un espacio cálido, funcional, y sobre todo único.
Nos preocupamos en evolucionar a cada instante, sin por ello perder nuestra impronta y filosofía de trabajo.
Insistimos en conseguir y destacar una personalidad diferente y propia en cada proyecto, que refleje las necesidades y los pareceres de nuestros clientes, acompañando sus intereses, hobbies y hasta sus fantasías en todo momento.
Trabajamos insistiendo en tratar de utilizar siempre Primera Calidad en todo; no somos buenos manejando productos mediocres o de excesiva exposición comercial.
Contamos con el aporte de confiables profesionales en todos los rubros, que aseguran lo que más nos importa ofrecer: EXCELENCIA.
Los esperamos, entonces, cuando quieran contactarnos.

• Breve Historia

José Rodríguez Cortés inició junto a Susan Martin su negocio Branksome Antiques en 1975, en el 15381 y luego en el 15359 de la Avda. Libertador en Acassuso, San Isidro.
Se destacaron de inmediato por la presentación y ambientación de sus muebles y objetos, así como en la originalidad y en muchos casos singularidad de los mismos.
Iniciaron un “join venture” con reconocidos anticuarios de New York y Boston, entre ellos con el Arq. Eduardo Lacroze (Coram Nobis – NYC) y Peter Berg (Salem – Mass),
Abrieron una sucursal Branksome Chile Ltda, en sociedad con el artista chileno José Antonio Donoso, y con la colaboración y asesoramiento de Mª Isabel Donoso, fundadora de la prestigiosa y vanguardista Galería “Visuala” de arte contemporáneo de Santiago de Chile.
Participaron en todas las Ferias de Anticuarios de Buenos Aires, tanto las organizadas por Nelly Arrieta de Blaquier para los amigos del MNBA, como las gestionadas por la Asociación Argentina de Anticuarios, de la cual fueron socios fundadores y miembros de varias de sus comisiones directivas.
En Chile, José Rodríguez Cortés gestionó, organizó e inauguró conjuntamente con Ana María Tomassini, presidenta de la Fundación “La Promesa”, la Primer Feria Internacional de Anticuarios de Chile, la que se reeditó en tres ocasiones.

Por solicitud de muchos de sus clientes en Buenos Aires, comenzó a hacer trabajos de decoración en diferentes ámbitos privados, con gran éxito.
A principios de 2014, se abandona el histórico nombre Branksome, y toda su actividad comercial se lleva a cabo a través del ahora denominado Intramuros Estudio, la que continúa ininterrumpidamente hasta nuestros días.